Creando conciencia

    Bajo el lema “Protege conociendo”, Fernanda Quinzaños creó Santuaai, el primer espacio en México y Latinoamérica que busca rescatar, rehabilitar y conservar animales víctimas del tráfico ilegal y maltrato

    En el municipio de Ezequiel Montes se encuentra Santuaai, se trata del primer santuario creado en México y Latinoamérica que se encarga puntualmente de rescatar y rehabilitar animales silvestres y exóticos que provienen del tráfico ilegal, decomisos, maltrato y situaciones de abandono, además de la conservación de diversas especies en peligro de extinción a través de la apertura de nuevas líneas genéticas.

    La fundadora de este espacio es Fernanda Quinzaños, quien, preocupada por la situación de tráfico ilegal de especies y del maltrato que sufren estas, decidió ir más allá y actuar de manera activa para frenar este problema y creó Santuaai para ayudar a frenar esta situación.

    Santuaai abrirá sus puertas al público en los próximos meses, promoviendo el respeto y cuidado hacia la fauna silvestre y sus hábitats, para así concientizar y proteger a estas especies.

    Actualmente, Santuaai ha adoptado cerca de 50 animales, principalmente felinos como tigres, leones, pumas y jaguares, pero también alberga a otras especies, como osos, monos, canguros, lémures, tortugas y jirafas, todos ellos, con una historia detrás, pero que, junto con Fer Quinzaños comenzaron a escribir una nueva página en sus vidas, donde el respeto y cuidados adecuados son la prioridad.

    ¿Cómo empezó la aventura de Santuaai?

    A mí desde chiquita siempre me han gustado los animales, me encantan. Todo empezó hace como 10 años que tuve contacto con unas leonas blancas y en ese entonces comenzaba la ley de prohibición de animales de circos por estados, pero a mí no me quedaba claro qué hacían con los animales que decomisaban porque en otras partes del mundo sí hay santuarios. He ido a Inglaterra, África y otros lugares en Estados Unidos, y conocí estos santuarios, pero en México no había y me llamaba mucho la atención el qué hacían con estos animales, si la mayoría de los zoológicos ya no tienen lugar ni dinero para mantenerlos, y muchos de ellos no estaban en las mejores condiciones.

    Se cruzaron varios factores, al mismo tiempo ayudé a rescatar un tigre en Pachuca, que lo tenían en un parque en muy mal estado, y ayudé para que se lo llevaran a un santuario a Colorado. Hice este match entre las autoridades de este parque y el santuario en Colorado, entonces, de ahí me di cuenta de la gran necesidad que había en México de crear un santuario, pero que buscara concientizar y educar, porque desgraciadamente en nuestro país el tráfico ilegal de especies es de los problemas más graves. Es muy común enterarte de que se escapó un tigre en Ecatepec o que hay uno por ahí en Apaseo el Grande, porque la gente piensa que eso da poder o estatus y no lo es, porque el tigre crece y es un animal salvaje que tiene necesidades específicas y empieza a ser un peligro para la familia, para el animal, para los vecinos, y ha habido muchos casos de este tipo.

    Al mismo tiempo se da la prohibición total de animales en circos, que fue una ley absurda, porque no se previó qué iba a pasar con estos animales, no fue una ley que buscara solucionar el problema y el 80 por ciento de todos esos animales se murió y se sigue arrastrando el problema de estos animales, como el caso de la leona que recibimos la semana pasada, tiene ocho años de estar deambulando por todas partes.

    El Bajío es una de las principales áreas en las que se trafican animales y comencé con la idea de crear el primer santuario en México y Latinoamérica de este tipo, donde se rescatara, rehabilitara y conservara a animales exóticos y salvajes, y que la gente pudiera venir, sensibilizarse y concientizarse, realmente entender la problemática de cada animal y que los animales del santuario se convirtieran en embajadores de sus especies y ayudar a disminuir las cifras de tráfico ilegal.

    Desgraciadamente es cierto que si tú no convives con un animal no puedes crear el afecto y preocupación por el animalito, entonces, no es lo mismo verlos en la televisión que ir a un santuario y convivir con ellos. Me fui a varios santuarios alrededor del mundo y tomar las mejores ideas para formar Santuaai, varios empresarios se unieron y confiaron en el proyecto.

    “Vengan a conocer Santuaai, el primer santuario en México y  atinoamérica, es importante concientizar, sensibilizarse y conocer el porqué de no comprar animales exóticos como mascotas: son animales salvajes y a todos nos da curiosidad conocerlos, pero lo podemos hacer de una manera segura y donde los animales tengan todas las atenciones y cuidados que merecen, como lo es Santuaai”.

    ¿Por qué se eligió Querétaro para albergar Santuaai?

    “Querétaro porque es un estado cercano a la Ciudad de México y está rodeado por otros estados importantes. Sí hacía falta un espacio así y este queda en un paso turístico importante que cruza la Ruta del Queso y el Vino, el clima también es idóneo aquí. De ahí surge Santuaai y comienza la aventura de construir y equipar el espacio, empezar a recibir animales. Hemos recibido mucho apoyo de Semarnat, de Profepa, ellos han venido y se han dado cuenta de las ganas que le ponemos a todo. Realmente los zoológicos son importantes, pero los buenos zoológicos, los que buscan conservar especies en peligro de extinción, educar y concientizar.

    De ahí comienza Santuaai y empiezan a llegar animales con diferentes historias, como los tres tigres de Black Jaguar-White Tiger, nos trajimos además dos leones de Europa, para abrir las líneas genéticas de leones en México y nuestro país pueda participar en programas de conservación. También se nos entregaron monos araña víctimas del tráfico ilegal, ahí ves la dimensión del problema, desgraciadamente ahora con las redes sociales, los influencers suben imágenes con animales salvajes y eso lo único que hace es motivar a la gente a que compre y es una situación bastante grave, y en este tema está el objetivo de Santuaai, que en lugar de comprar un león, lo vengan a ver aquí, que interactúen con ellos de forma segura y cercana, pero aquí, no en tu casa o en tu azotea, y poco a poco ir disminuyendo la situación del tráfico ilegal y ayudar a la conservación del hábitat de las especies que tenemos en vida libre.

    Al proyecto se han unido el gobierno de Querétaro y grandes empresas que se han convencido de lo que estamos haciendo y de la necesidad de Santuaai, y pronto esperamos ya poder abrir al público.  

    También queremos trabajar muy fuerte con las escuelas, que vengan, que sus visitas anuales las hagan aquí, para que los niños conozcan y se concienticen. Estamos acabando de pulir la mecánica de las visitas, porque nosotros anteponemos el bienestar de los animales antes que otra cosa. Hemos tenido muy buena acepta- ción, la gente ya nos escribe, que quiere venir y conocer lo que estamos haciendo”.

    ¿Cuántos animales alberga Santuaai y de dónde provienen?

    Ahorita tenemos casi 50, tenemos principalmente felinos como tigres, leones, jaguares y pumas. Tenemos también ocelotes, que son fauna nacional. Uno de los casos más sonados fue el de los tigres del Ajusco, de Black Jaguar-White Tiger, nos sumamos al rescate y adoptamos a estos felinos, los hemos estado cuidando y sacando adelante, ya están en un buen peso y felices de estar en un espacio adecuado.

    Los monos araña los encontraron en diferentes lugares, uno en La Condesa, otro que también pertenecía a un cantante famoso y algunos otros que han sido entregados voluntariamente.

    Otro caso fue el de dos jaguares hembras que fueron entregadas voluntariamente también. Otro caso es el de un puma de papás de vida libre, pero fueron capturados porque se metieron a un rancho en Sonora y los balearon y ya no los pudieron reintroducir a su hábitat, y así son más o menos las historias de los habitantes de Santuaai.

    FOTOGRAFÍAS: Edith Rodríguez para Suite Social

    Alma González vive la experiencia Suite Social

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas