El prestigioso galardón al mejor reparto en los SAG Awards es históricamente un importante pronóstico para los Óscar, lo que convierte a «Oppenheimer» en una formidable favorita a la mejor película