Fusión de dos mundos

    La cantante y compositora argentina Cielo Pordomingo se encuentra actualmente presentando su más reciente disco: “Blinkerland”

    Fb Cielo Pordomingo YT cielopordomingo

    Cielo Pordomingo es una música altamente preparada en su campo y con un currículum impresionante que puede no solo apreciarse, sino escucharse y sentirse en cada una de los temas que compone y en la compleja orquestación detrás de cada uno de ellos.

    “Meter sonidos escondidos me fascina”, confiesa la compositora y multiinstrumentista, quien conjuga en sus canciones lo mejor de dos mundos: por un lado, la música clásica aprendida con una técnica exquisita, y por otro, la modernidad de la música electrónica, lo que resulta en un deleite para el oído.

    El estilo único de Cielo Pordomingo la ha llevado a girar por distintos países de Europa y América, valiéndole un sinfín de reconocimientos, como el Emmy Award por Composición y arreglos musicales. Actualmente, Cielo, quien ha radicado en Querétaro desde hace ya dos décadas, además de estar preparando nueva música, seguirá con su gira, en la que
    está presentando su más reciente material discográfico: Blinkerland”.

    Tienes una educación musical clásica, ¿cómo fue el proceso para migrar a lo electrónico?

    Empecé muy chica, comencé desde muy niña en el conservatorio, pero pasaba que en ese tiempo era muy rígida la educación y yo siempre tuve una idea más creativa, no quería tocar la música como decía la partitura porque yo quería tocar a mi manera; a partir de ahí surgió toda la idea de la parte creativa, más allá de la teoría musical, que uno la necesita para tener las herramientas.

    Con el tiempo yo seguí estudiando, dejé el conservatorio y comencé con un maestro en Buenos Aires que me enseñó orquestación y justo cuando comencé a manejar más esta parte me mudé a Buenos Aires, porque yo soy originaria de la provincia de La Pampa; ahí comencé a escuchar música electrónica y ahí se mezclaron dos mundos, que es a mí lo que más me inspira a hacer música, que es este cruce de elementos más electrónicos, beats más electrónicos, con sintetizadores, pero a la vez la impronta clásica que a veces utilizo en arreglos orquestales, en canciones.

    De ahí, a estudiar, porque para hacer música hay que estudiar, para orquestar hay que estudiar; así que ha sido un camino largo en ese sentido, pero muy interesante, de muchísima exploración para poder mezclar y cómo trabajar eso en una computadora. Cuando surgió la posibilidad de venir a México, se me abrieron muchas puertas en ese sentido: que era interesante para la gente lo que estaba haciendo, entonces comencé a crecer más musicalmente. La verdad que no me lo planteé desde el principio, pero esa es la razón; todo tiene que ver con el desarrollo musical.

    ¿Cómo llegas a Querétaro?

    La realidad es que llegué a Querétaro por casualidad: tenía una amiga que vivía en Querétaro y me planteó venir unos días acá en lo que veía qué sucedía en México. Las cosas se fueron dando acá, comencé haciendo musicales, por ese lado yo tenía una base bastante fuerte en lo que se refiere a comedia musical, ya había compuesto varias comedias musicales y tenía proyectos por ese lado, y a la par siempre estudiando y trabajando en mi música como solista. Por eso fue que me quedé a vivir aquí y me encantó, siento que de pronto hay algunas cosas que en otros lugares no hay.

    Aquí en México también viajo muchísimo y es la puerta de salida para las giras internacionales, pero hay algo de México que a mí me gusta decirlo, específicamente Querétaro, que siempre viví acá desde que llegué, y es que tiene los contrastes muy marcados y eso para mí es bellísimo, y me inspira mucho a trabajar con los sonidos, este contraste de cosas muy modernas, con cosas muy antiguas conviviendo en la misma foto, eso para mí ha permeado mucho en la música que hago y cada vez se nota más esta foto con mucho contraste.

    ¿Qué nos dice Cielo Pordomingo en cada una de sus composiciones?

    Una historia en cada una. Fue variando conforme he hecho diferentes álbumes, en el último álbum siento que fue una especie de catarsis, en “Blinkerland”, que es mi último álbum, hay muchas historias que se van condensando en cada una de las canciones y siempre hay un sentimiento muy fuerte que genera cada una.

    En el caso de Wake Up, el primer sencillo de este disco, tiene que ver con esta experiencia que tuvimos todos de decir: todo puede cambiar mañana, así que tienes que ponerte las pilas, levantarte y seguir haciendo cosas.

    Es algo extremista, pero de fondo creo que muchas canciones tienen eso: el mensaje de aprovechar cada momento, porque el tiempo no vuelve, así que hay que despertar y salir a buscar un sonido o lo que sea. Creo que el álbum tiene que ver con eso. También hay algunas canciones que cuentan una historia un poco más personal. Las canciones van por muchos lugares y cada una tiene su peculiaridad.

    ¿Qué es la música para Cielo Pordomingo?

    La música es mi vida. Siento que es la manera que tengo de comunicarme con el mundo. A veces a mí comunicarme con palabras y expresar sentimientos me resulta muy complicado, pero todo eso lo puedo decir con una canción, y a veces no son las palabras de la canción, a veces es el sonido que envuelve esa sensación que tengo en el momento de querer expresar esa emoción.

    ¿Qué es lo más complejo de dedicarse a la música?

    Me parece que lo más complejo es mantenerte sincero en lo que quieres decir. A veces hay mucha presión por la cuestión comercial, por las ventas, por el estar en las redes y tener millones de seguidores, y esa presión es tan fuerte que a algunos artistas nos cuesta un poco mantenernos en nuestra esencia. Eso es lo que yo de alguna manera busco: siempre mantener lo que yo realmente quiero expresar, lo que yo quiero decir desde Cielo Pordomingo.

    ¿Cómo percibes hoy en día la inclusión de la mujer en el arte y la música?

    Por un lado, hay que trabajar más todavía; por otro, siento que ya se abrieron un montón de puertas y hay muchísimo espacio, pero siento que todavía la mujer en la música está demasiado ligada a la imagen y creo que ahí podemos dar un paso más y despegar la imagen de la mujer en la música. Me parece que no es necesario que las artistas mujeres estén ligadas a la exposición física, con todo lo que esto conlleva; creo que ahí todavía tenemos un lugar de crecimiento.

    ¿Qué mensaje les das a las mujeres que quieren dedicarse a la música?

    Primero, que tengan herramientas. A veces es difícil animarse si no tienes las herramientas necesarias. Herramientas significa conocer el lenguaje musical. Si conoces solo tres notas y tienes una voz linda, pero no entrenas la voz y no sigues formándote, no te vas a sentir segura. Cuando tienes herramientas, tienes cosas con que jugar, puedes cantar las notas que quieras dentro de tu tesitura, porque no tienes ningún inconveniente, puedes hacer diferentes estilos vocales y así es mucho más fácil, porque tienes con qué responder.

    Paola San Román

    La Princesa Godín

    Artículo anterior
    Artículo siguiente

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas