Así se relaciona el cortisol y el aumento de peso

    El cortisol, una hormona producida por las glándulas suprarrenales, desempeña un papel fundamental en la respuesta del cuerpo al estrés

    A menudo se le conoce como la «hormona del estrés». Si bien el cortisol es esencial para la supervivencia y cumple muchas funciones importantes en el cuerpo, su relación con el aumento de peso es compleja y multifacética.

    Cuando el cuerpo se enfrenta a situaciones estresantes, las glándulas suprarrenales liberan cortisol en el torrente sanguíneo. Esto desencadena una serie de respuestas, como el aumento de la presión arterial y la liberación de glucosa para proporcionar energía al cuerpo. Si bien esto puede ser beneficioso a corto plazo, la exposición crónica al cortisol elevado puede tener efectos negativos en el metabolismo.

    Uno de los efectos del cortisol crónicamente elevado es el almacenamiento de grasa abdominal. Esta grasa visceral está asociada con un mayor riesgo de problemas de salud, como diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

    El estrés crónico también puede llevar a cambios en los hábitos alimenticios. Algunas personas recurren a la comida como una forma de hacer frente al estrés, lo que puede resultar en un aumento de la ingesta de calorías y, en última instancia, en el aumento de peso.

    Esta misma hormona también puede contribuir a la pérdida de masa muscular, lo que disminuye la tasa metabólica en reposo y hace que sea más difícil quemar calorías.

    Si bien el cortisol desempeña un papel en la regulación del peso corporal, es esencial recordar que no es el único factor. La genética, la dieta, la actividad física y otros factores también son importantes. La gestión del estrés, que puede incluir técnicas como la meditación, el ejercicio y la terapia, es clave para ayudar a controlar los niveles de cortisol y reducir su impacto en el aumento de peso.

    Una buena gestión del estrés y la adopción de un estilo de vida saludable siguen siendo componentes fundamentales para mantener un peso corporal saludable.

    Cardio antes o después del entrenamiento de fuerza: ¿Cuál es la mejor opción?

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas