10 pasos para la higiene de tu colchón y evitar alergias

    Alrededor del 30% de la población mexicana padece rinitis alérgica, relacionada con ácaros del polvo que podrían estar viviendo en tu colchón

    Aunque no lo creas, la rinitis alérgica puede estar relacionada con los ácaros que se ocultan en los colchones y que absorbemos al dormir. La alergia respiratoria es la enfermedad alérgica más frecuente.

    Los alérgenos más comunes son los ácaros del polvo, los pólenes, los hongos, mascotas como perros, gatos, caballos y conejos, además de hongos de la humedad

    Pero ¿cómo funcionan las alergias? Se trata de una reacción exagerada del organismo ante sustancias llamadas alérgenos que están en nuestro medio ambiente, estas sustancias han estado siempre ahí, pero no le causan daño a todas las personas, solamente a quienes son alérgicos, es decir, personas con una predisposición a desarrollar una respuesta excesiva ante estas sustancias.

    ¿Y qué tiene que ver la higiene del colchón para la exacerbación de enfermedades alérgicas?, la respuesta es: todo.

    La alergia más común que padecen los mexicanos se llama rinitis alérgica, cuyos síntomas son: mocos, nariz tapada, comezón y estornudo; secundariamente con ojo rojo, comezón y lagrimeo, llamado conjuntivitis alérgica, esto comúnmente acompaña a la rinitis, aunado a ello, el 40% de los casos con rinitis puede tener asma.

    El papel de los ácaros

    Los ácaros son pequeños insectos artrópodos imperceptibles a simple vista, pertenecen a la familia de los arácnidos y miden entre .2 y .3 milímetros de largo. En sí mismos son inofensivos, pero la sustancia Der p1, presente en sus excrementos, es la responsable, junto con el polen, del mayor número de alergias detectadas en el mundo. Dicha sustancia se deposita sobre las partículas de polvo fino que inhalamos al respirar en nuestras casas.

    Ahora, el principal alérgeno en México es el ácaro del polvo casero, una especie de garrapata microscópica que normalmente se encuentra en la piel del humano, porque los ácaros se alimentan de la descamación de ésta. ¿Dónde viven? Sí, en los colchones, su lugar favorito porque ahí estamos acostados por lo menos de cinco a ocho horas diarias o más; por eso cuando un colchón comienza a acumular ácaros, el paciente con rinitis alérgica empieza a desarrollar los síntomas antes mencionados.

    Cómo evitarlos

    1. Al tender la cama todos los días, podemos sacudir el colchón.

    2. Cambiar la ropa de cama al menos una vez por semana y lavar a la temperatura más alta posible. Al lavar, no mezclar con otra ropa.

    3. Ventilar la habitación todas las mañanas después de levantarte.

    4. La práctica de aspirar o limpieza con vapor en el colchón también podría funcionar considerablemente.

    5. Cubrir la ropa de cama con fundas antialérgicas.

    Además, específicamente para personas con alergias, lo recomendable es:

    6. Cambiar la ropa de cama con mayor frecuencia.

    7. Lavar sábanas con agua caliente porque los ácaros se mueren más rápido.

    8. La persona con alergia no debería ser quien sacuda el colchón.

    9. Después de determinados meses, optar por una limpieza profunda del colchón.

    10. No dormir con las mascotas en la cama, incluso en la habitación; evitar peluches también.

    Hay alergias que repuntan en distintas épocas del año; pero, si notas que estás enfermo constantemente o todo el año, es momento de voltear a ver tu colchón.

    Dieta vegana: ¿Es indispensable la proteína animal para obtener nutrientes esenciales?

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas