Conoce las diferencias de crianza de los niños de la Casa Real británica

    Meghan Markle y Kate Middleton tienen diferentes roles y deberes al momento de educar a sus hijos junto a sus esposos y estas diferencias se basan según su línea de sucesión al trono

    Cuando Kate Middleton se casó con William se esperó que llegara a ser reina consorte por lo que sus hijos adquirirían deberes reales desde que nacieran. Y así fue, al menos hasta ahora en temas de crianza.

    Debido a que los hijos de Kate y William están más cerca en la línea de sucesión al trono, hace que todo el Palacio se encuentre más enfocado en su educación y desarrollo. El Palacio y la reina Isabel en su momento, se involucraron tanto que sus opiniones son tomadas en cuenta para contratar a las niñeras o comprar los carritos de los bebés.

    Los hijos de William y Kate, los príncipes George, Charlotte y Louis de Gales, deben aparecer oficialmente en eventos públicos.

    Cabe señalar que los miembros de la familia real dedican su vida al servicio público de su pueblo y esto incluye a los infantes. Sin embargo, sus papás intentan mantener en privada su vida mientras son menores de edad.

    Por otro lado, los hijos de Meghan y Harry, los príncipes Archie y Lilibet de Sussex, rara vez aparecen en público. Hay que recordar que Archie y Lilibet son ciudadanos con doble nacionalidad.

    Además, Harry siempre ha sido sensible a los medios de comunicación por lo que se esfuerza por mantener a sus hijos alejados de los reflectores lo más lejos posibles.

    Para los bautizos de la princesa Charlotte y el príncipe Louis, fueron vestidos con una réplica del velo de la reina Victoria cuando fue bautizada. Mientras que para el príncipe Archie, su bautizo fue tradicional pero sencillo.

    ¿Cambiar de residencia? Jamás

    Los príncipes de Gales, tienen raíces británicas profundas. Por ejemplo, Kate cuenta con vínculos familiares aristocráticos británicos y se estima que las familias de William y Kate se conocieran en 1926. Además, se espera que los niños crezcan en Cambridge y vivan en Gran Bretaña toda su vida.

    Mientras que Archie es ciudadano británico y estadounidense. Durante su primer año de vida ha vivió en Inglaterra, Canadá y Estados Unidos, pues sus padres se propusieron criarlo a él y a su hermana como ciudadanos globales.

    Desde que Meghan y Harry anunciaron su separación de los deberes reales, esto les permitió tener una vida privada. Sin embargo, siguen siendo famosos alrededor del mundo y probablemente requieran seguridad real en algún punto de su vida.

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas