Consejos para un estilo de vida ecológico y sostenible

    El uso responsable de los recursos naturales es un tema que se ha vuelto una constante en la actualidad. Cada pequeña acción cuenta, ya que el cuidado del medio ambiente es imperativo si queremos seguir gozando de ciertas comodidades

    EFICIENTAR RECURSOS

    Esto incluye reducir el consumo de la electricidad en casa, lo cual podemos hacer cambiando los focos incandescentes por lámparas LED o de bajo consumo, así como desconectar los electrodomésticos cuando no se estén utilizando, y aunque estas acciones no representen un ahorro significativo a la economía, son de gran ayuda para el medio ambiente.

    PENSAR ANTES DE COMPRAR

    Antes de adquirir cualquier clase de producto, es importante detenerse a pensar por unos momentos si realmente lo necesitamos y, aunque esto suene algo trillado, la verdad es que reducir el consumo es una de las mejores maneras de contribuir al cuidado del medio ambiente, ya que consumimos recursos mucho más rápido de lo que la naturaleza tarda en reponerlos.

    Reducir nuestros hábitos de consumo también implica reducir la dependencia que tenemos hacia los combustibles fósiles y adoptar hábitos responsables de consumo.

    MODA SOSTENIBLE

    Esta tendencia busca la fabricación de una manera sostenible y responsable con el medio ambiente, cuyo proceso de producción sea más ético y la calidad y durabilidad de la ropa sea mayor, evitando incrementar el impacto ambiental de la industria textil.

    Algunos otros consejos son reciclar algunas de las prendas que tenemos olvidadas en el armario y darles una segunda oportunidad, así como adquirir prendas de segunda mano y usar ropa de alquiler.

    REDUCIR LOS RESIDUOS

    Cumplir el reto de reducir los residuos y desperdicios que generamos no cuesta nada, basta con hacer pequeñas acciones como reutilizar los objetos que usamos en nuestra vida cotidiana para prolongar su vida útil.

    Otra acción que ayuda a reducir residuos es comprar los productos a granel, para evitar llenarnos de empaques, reciclar aquello que sea necesario y reintegrar a la naturaleza los residuos orgánicos, a través de una composta, que a la larga también será muy beneficioso para tus plantas.

    Artículo anterior
    Artículo siguiente

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas