Un paso adelante

    Máximo Azuela ha conquistado cada plaza en la que ha competido con su florete, y posicionado ya entre los mejores del mundo, la meta del queretano es llegar a Juegos Olímpicos y poder seguir compartiendo el deporte que ama con su familia y amigos, quienes son su inspiración y apoyo en cada una de las competencias

    Con tan solo 16 años, el queretano Máximo Azuela conquistó el octavo lugar del Campeonato del Mundo Junior de Esgrima, realizado en Bulgaria hace apenas unas semanas, compitió en la prueba con florete categoría cadete, trayendo a México el triunfo y recordando a todos que en el país y en Querétaro hay un excelente nivel de competencia.

    De familia de tradición charra, Máximo no solo es un atleta de alto rendimiento, sino también un joven con sueños y metas por cumplir, y las trabaja día a día, una cosa a la vez, como dice.

    A su regreso a Querétaro, Máximo compartió la pasión por su deporte con Suite Social y nos invitó a practicar deporte en familia, es lo mejor, dice, disfrutarlo, no sufrirlo.

    ¿Cómo comenzó tu aventura en la esgrima?

    Comencé por mi hermano, quien también practicó esgrima. Nuestros papás nos metieron a gimnasia para desarrollar habilidades, mi familia es charra desde mi bisabuelo, hubo varios percances y nos trajeron al Querétaro 2000 para que viéramos varios deportes, estaban natación, tiro con arco y esgrima y mi hermano se decidió por la esgrima y yo lo seguí como el ejemplo del hermano mayor. Algo indispensable por lo que yo me quedé en este deporte fue porque a las dos semanas de comenzarlo a practicar hubo un campeonato nacional aquí en Querétaro y competí, y esa experiencia fue algo que nos ayudó mucho.

    ¿Qué significa ser una inspiración para otros deportistas?

    A mí me da motivación, disciplina y respeto, porque si ellos me admiran y respetan, yo tengo que respetarlos, es algo nuevo para mí el manejarlo, por mi edad yo tenía mis ídolos, y ahora son mis contrincantes. Dar ese salto grande, el saber manejar el nervio, porque yo sé que mañana me van a venir a ver muchas personas, es un peso adicional que debes de saberlo cargar, no como algo malo, es muy importante.

    ¿Cómo es un día en la vida de un atleta de alto rendimiento de 16 años?

    No he dejado la escuela, eso me ha servido mucho, hago mi horario normal y entreno por las tardes y los fines de semana. La parte de la diversión es muy importante a mi edad, yo juego con mis amigos futbol y salgo los fines de semana, eso me ayuda mucho, porque cuando me tengo que enfocar al deporte, lo hago, y cuando me tengo que enfocar en la escuela, también lo hago, y eso me ha llevado a tener un equilibrio y no explotar.

    ¿A quién admiras?

    Nacionalmente, Diego Cervantes es un ejemplo a seguir y es un rival también, porque estamos compitiendo por un puesto para los Juegos Olímpicos, yo creo que es algo bueno que le ha pasado a la esgrima. Nos faltaba un brinquito de inspiración para todos los esgrimistas en México y Diego Cervantes nos ayudó a que supiéramos que México está dentro de los mejores del mundo.

    ¿Dónde te ves en 10 años?

    Yo creo que en la universidad, representándola en la parte del esgrima, yendo a juegos olímpicos y cumpliendo metas. Graduándome de una licenciatura.

    ¿Cuál es tu música favorita?

    Yo soy charro y me encanta el regional mexicano, cuando estoy en competencias internacionales esta música me inspira y me recuerda que yo soy de México y que tengo que representar bien a mi país. En otro tipo de competencias escucho reggaetón, sirve mucho para distraerse y sacar el estrés.

    ¿Sigues practicando la charrería? Por el momento lo he dejado de lado, para concentrarme en la esgrima, pero es algo puedo seguir practicando más adelante y toda la vida, el deporte en México es la charrería, es un deporte muy bello y que me inspira mucho también y que pronto volverá.

    Fotografía: Edith Rodríguez para Suite Social / Especiales

    Artículo anterior
    Artículo siguiente

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas