gratis contadores

    ¡Podemos lograrlo todo!

    Katia Reséndiz, Leonor Mejía, Tania Palacios y Ale Vega buscan, a través de la iniciativa Podemos Lograrlo Todo, romper esquemas y reafirmar que la maternidad no es impedimento para el desarrollo de las mujeres

    Fotografía: Edith Rodríguez

    Una coincidencia entre cuatro amigas las unió más: se dieron cuenta de que todas estaban embarazadas al mismo tiempo, asumiendo así los retos y nuevos roles que esto implica.

    Ellas son Katia Reséndiz, Leonor Mejía, Tania Palacios y Ale Vega, cuatro mujeres dedicadas a distintas profesiones, pero convencidas de que una mujer embarazada no es débil ni que las madres de familia solo puedan ejercer la maternidad, sino que son capaces de asumir varios roles al mismo tiempo, como lo están demostrando.

    Así nació la iniciativa Podemos Lograrlo Todo, para alzar la voz y decirles a las mujeres que, a pesar de los desafíos que conllevan el embarazo y la maternidad, ellas son capaces de ser y hacer lo que se propongan y seguir llevando una vida profesional plena.

    Katia Reséndiz, Leonor Mejía, Tania Palacios y Ale Vega se unen para decirle a la mujer que no tiene que renunciar a sus sueños y que también como madre de familia puede lograrlo todo.

    A través de esta iniciativa, buscan conectar causas y convertirlas en propuestas para llevarlas a políticas públicas y fortalecer el desempeño de las madres, para mejorar las condiciones laborales en su campo de trabajo, entre otras propuestas que buscan cambiar la realidad de todas las mujeres.

    El primer paso es concientizar y alzar la voz en este tema para inspirar a estas mujeres a seguir adelante y decirles que sí se puede.

    Katia Reséndiz

    ¿Qué significa para ti el proyecto Podemos Lograrlo Todo?

    Significa uno de los principales desafíos que tenemos como mujeres, que es integrar el hecho de ser mamás a nuestra vida. Muchas veces, cuando somos madres, la sociedad nos visualiza como vulnerables y nos asocia con debilidad y hace que esa asociación nos impida el podernos ver en diferentes áreas.

    Poder lograrlo todo significa tener esa disciplina y esa visión de poder compaginar nuestras actividades para lograrlo y tener un equilibrio entre la maternidad, la vida laboral, la espiritual, la parte familiar y la parte de ser mujer, que muchas veces cuando eres mamá se te olvida, no hay que perder de vista el priorizar ser mujer.

    ¿Quién es Katia Reséndiz?

    Soy una mujer que se esfuerza mucho todos los días para poder lograr todos los objetivos que se propone, que busca estar mucho en equilibrio y que definitivamente todos los días se llena con la sonrisa de sus hijos. Katia es esa mujer que todos los días se despierta con el objetivo de ser una mejor madre y estar a la altura de las exigencias de su vida profesional. Soy presidenta del Consejo Consultivo del Agua y para poder cumplir con los objetivos y disfrutar de mis hijos hay que hacer de todo para lograrlo.

    ¿Cómo cambia la vida la maternidad?

    Cambia 180 grados: en el momento en que nacen tus hijos cambian tus prioridades, tu amor se expande y sacas una fuerza que no sabías que tenías; creo que ese es el principal cambio que te da la maternidad: la fuerza para poder formar y educar a los hijos, que es la parte más importante.

    ¿Qué es criar a un hijo buen ciudadano?

    Lo primero que yo he buscado al criar a mis hijos es que se sientan amados para que se sientan seguros, que el día de mañana tengan la suficiente autoestima para saber lo que valen y que sean capaces de dar a los demás; también alentarlos a que den su mayor esfuerzo en cada cosa que hagan y que lo realicen de manera responsable.

    ¿Cómo pueden las mujeres unirse para lograrlo todo?

    Primero, me parece que es desarrollar un alto sentido de empatía hacia las otras mujeres, desde la posición en que se encuentren, hacer conciencia de que todas las mujeres estamos pasando por una situación complicada y que tenemos que tendernos más la mano. Hay que tendernos más la mano y ser facilitadoras para otras mujeres.

    ¿Qué nos dices acerca de la responsabilidad compartida de la educación de los hijos?

    Es un equilibrio entre lo que dice y hace papá y lo que dice y hace mamá; lo más importantes es que los padres estén de acuerdo en poner límites a los hijos, yo creo que los límites dan seguridad y estar conscientes de que la educación de los hijos es una responsabilidad compartida.

    ¿Qué les dices a las mujeres?

    Invito a todas las mujeres a ser empáticas, creo que en los pequeños detalles está la diferencia, con un granito de arena que pongamos va a valer la pena todo lo que hagamos; no tienes que cambiar al mundo, con un detalle de sencillez, de sororidad y de empatía puedes hacer la diferencia a otras madres.

    Fotografía: Edith Rodríguez

    Leonor Mejía

    ¿Qué significa para ti el proyecto Podemos Lograrlo Todo?

    Significa mucho: es un proyecto que nace de un grupo de mujeres que cruzamos por la etapa de embarazo y nos unimos para demostrar que podemos lograrlo todo a través de nuestro trabajo, de la maternidad, de la hermandad que podemos lograr, a través de un proyecto en común, que es ayudarnos, y poder comunicar y compartir este mensaje es muy importante.

    ¿Quién es Leonor Mejía?

    Leonor Mejía es una mujer que está a punto de convertirse en madre y que ha participado en la política desde hace ya muchos años, y que el día de hoy se encuentra con la fortuna de que será madre de una niña. He tenido la oportunidad de ayudar a muchas personas a través de mi trabajo y hoy soy la presidenta del Partido Acción Nacional en el estado de Querétaro y tengo la oportunidad de apoyar a otras mujeres en este tema.

    ¿Cómo ha cambiado tu vida la maternidad?

    Ha cambiado por completo: en el momento en que te enteras que vas a ser mamá, ves la vida diferente y piensas en qué le vas a dejar a tus hijos. Yo por supuesto tenía un sentido de servicio, de ayuda y de la acción en común, pero hoy veo las cosas distintas y ese sentido se ha potencializado, viendo en qué podemos mejorar como sociedad, para dejar un Querétaro mejor para nuestros hijos.

    ¿Qué es criar a un hijo buen ciudadano?

    Eso es lo primordial: es una responsabilidad muy grande el ser mamá y el ser papá, yo que estoy dedicada a la política tengo la responsabilidad de criar a una hija consciente de lo que está pasando en el mundo, que apoye, que ayude, que no sea indiferente al dolor de los demás.

    ¿Cómo pueden las mujeres unirse para lograrlo todo?

    Considero que lo podemos hacer uniéndonos todos, poniendo enfrente el bien común, el bienestar de las mujeres más allá de un bien personal, ver más allá y ver hacia adelante. La única forma es a través del servicio a las demás mujeres y a través de cada uno de nuestros espacios poder aportar más a los hijos para que sean buenos ciudadanos.

    ¿Qué nos dices acerca de la responsabilidad compartida de la educación de los hijos?

    Es muy importante, es un trabajo primordial en el que se comparte la crianza, debe ser un trabajo equitativo, el tema de ser padre o madre tiene que ser parejo y juntos educar responsablemente a nuestros hijos.

    ¿Qué les dices a las mujeres?

    Las invito a todas a sumarse y a apoyarnos entre nosotras, a ser solidarias, subsidiarias con otras mujeres, podemos lograrlo todo y el embarazo y la maternidad no tienen que ser un impedimento.

    Fotografía: Edith Rodríguez

    Ale Vega

    ¿Qué significa para ti el proyecto Podemos Lograrlo Todo?

    La verdad es que me encantó cuando me lo presentaron. Coincidió que varias amigas que estamos inmersas en el mundo empresarial y político estamos pasando por el tema del embarazo y me platicaron del proyecto, sobre todo por algunas situaciones de discriminación que se llegan a dar en contra de mujeres que están trabajando y se embarazan. A muchas mujeres se les cierran las puertas una vez que se embarazan o muchas veces cuando haces una entrevista de trabajo te preguntan si quieres tener hijos o no y sobre eso basan su decisión. Creo que es importante como mujer apoyar este tipo de proyectos y tratar de inspirar no solo a mujeres, sino también a los hombres para concientizarlos sobre los derechos de las madres que quieren seguir trabajando, que se les dé la oportunidad.

    ¿Quién es Ale Vega?

    Soy ingeniera industrial, este año cumplí 13 años de fundar mi propia empresa, me he visto inmersa en el mundo empresarial y político, fui la primera mujer presidenta de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Querétaro y próximamente mamá.

    ¿Cómo ha cambiado tu vida la maternidad?

    Debo decir que la maternidad me ha tratado muy bien. El embarazo me ha tratado muy bien, he podido seguir trabajando al ritmo normal y he podido hacer ejercicio. Desde luego cambia la vida y los planes, el tener a una tercera integrante en la familia nos llena de alegría, pero hay que adaptar nuestra vida a ello y eso solo lo podemos lograr con apoyo, mi esposo y yo estamos buscando una dinámica donde los dos apoyemos el desarrollo de nuestra hija, sin dejar de lado la vida laboral.

    ¿Qué es criar a un hijo buen ciudadano?

    Eso es lo más importante, creo que es una gran responsabilidad. Estamos viviendo un momento en el país donde hay mucha división y creo que es importantísimo, como madre de familia, que una de las prioridades en mi casa sea tener una buena educación sobre todo en el tema de valores, en el tema de empatía con todos. De la familia viene el ser un buen ciudadano, es una de las cuestiones en las que estoy más al pendiente, la educación moral y el tema de los valores es lo más importante para construir un buen ciudadano.

    ¿Cómo pueden las mujeres unirse para lograrlo todo?

    Primero que nada, en el círculo cercano, apoyarnos en la familia y en nuestros seres queridos; ya hay también varias redes de mujeres que buscan ayudar a las mujeres en distintos temas, a quienes estén en situaciones difíciles para que salgan adelante y puedan seguir trabajando por ellas y por su familia, y no creer que nuestro único destino es estar en casa, que es la iniciativa que estamos apoyando.

    ¿Qué les dices a las mujeres?

    Quisiera dejar el mensaje de inspirar tanto a hombres como a mujeres de todos los sectores de la sociedad de que a la mujer se le permita cumplir sus sueños, seguir trabajando y que no esté peleado con ser mamá.

    Fotografía: Edith Rodríguez

    Tania Palacios

    ¿Qué significa para ti el proyecto Podemos Lograrlo Todo?

    Es una gran coincidencia que hemos compartido varias mujeres, donde nos hemos dando cuenta de que las mujeres, siendo madres, podemos lograrlo todo; que podemos romper ciertos estigmas que hay sobre la maternidad, es un proyecto que ayuda también a conectar muchas otras causas que ayuda a conectar las diferentes facetas a las que nos exponemos las mujeres a lo largo de la vida y que mucho tienen que ver con roles de trabajo y familia.

    ¿Quién es Tania Palacios?

    Tania Palacios es una mujer 100 por ciento queretana, multifacética, con muchos sueños y una gran pasión por la vida.

    ¿Cómo ha cambiado tu vida la maternidad?

    Ha sido un cambio de 180 grados des- de el minuto uno en todos los sentidos: físico, mental, emocional; tengo los mismos roles y facetas, pero yo diría que va a ser una transformación completamente positiva, cuando se está en periodo de gestación, creo que de alguna manera se están gestando otras facetas de una misma.

    ¿Qué es criar a un hijo buen ciudadano?

    Todo. Si todos nos dedicáramos a criar buenos ciudadanos, el mundo sería distinto. Es la labor más importante que puede existir en una sociedad, si la célula es la familia, la educación es el antídoto.

    ¿Cómo pueden las mujeres unirse para lograrlo todo?

    Creo que primero, para poder incidir, hay que hablarlo, hay que normalizarlo y transformarlo en iniciativas. Lo más importante de esto es que hay mujeres en todos los espacios, sectores, profesiones; la incidencia varía de acuerdo con el rol, pero lo importante es que seamos conscientes de que tenemos una incidencia en este mundo y tenemos el poder de transformarlo.

    ¿Qué nos dices acerca de la responsabilidad compartida de la educación de los hijos?

    Es muy importante que exista un sentido de colaboración en el seno de la familia, que exista la sensibilidad para que a la mujer le permitan conciliar esos dos mundos tan importantes como lo son el mundo laboral y el de la maternidad. Creo que haciendo un esquema más amigable con esto vamos a tener sociedades más fuertes, porque vamos a tener familias más unidas.

    ¿Cuál es la receta para combinar la maternidad con la vida profesional?

    Yo lo que me he dado cuenta desde que estoy embarazada es que se empieza a lidiar con la culpa desde el primer momento, porque te das cuenta de que vivimos en una sociedad en la que, por un lado, se victimiza mucho a la mujer que es mamá y que no puede trabajar, pero por el otro lado también se le culpabiliza mucho.

    A mí me ha pasado muchas veces que quieres dar el ancho en los dos lados, darle la atención que requiere tu embarazo, pero no puedes sacrificar lo más mínimo en lo laboral porque te sientes doblemente vulnerable, sientes que tienes que dar el doble; me ha pasado que muchas personas te descartan automáticamente para el futuro laboral cuando saben que vas a ser mamá. También me ha pasado que me dicen “ya estás fuera de circulación” y eso hace que la mujer entre en una lucha para demostrar que no está fuera de circulación; creo que una de las principales recetas es hacerlo de forma consciente, de tal manera que puedas atender los dos mundos de forma paralela y creo que se puede hacer perfectamente bien.

    ¿Qué les dices a las mujeres?

    Les digo a las mujeres que, independientemente del rol que estén desempeñado en su vida o la profesión que desempeñen, existe un punto de conexión entre todas y ese punto de conexión te dice que no tienes que sacrificar nada para vivir tu sueño laboral ni nada para vivir tu sueño de la maternidad, son perfectamente compatibles. Y si cada quien hace lo que le corresponde, esto lo vamos a convertir en una realidad que se manifieste en la ley, en las políticas públicas, en que la armonía se respire en los centros de trabajo y, lo más importante, les dé a las futuras generaciones la oportunidad de no tener que hablar de esto, de no vivirlo.

    Fotografía: Edith Rodríguez

    Ari Barrios y Carlos Marmen

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas