Beneficios de practicar spinning

    La finalidad principal del spinning es perder peso, además de ayudar de manera efectiva a la tonificación de músculos, mejorar la fuerza y la resistencia.

    Aunque la práctica del spinning pareciera ser solo un ejercicio sobre una bicicleta estática, es mucho más que eso, ya que la capacidad de esta disciplina para quemar una gran cantidad de calorías y a su vez tonificar los músculos, sobre todo del tren inferior, hace de este un entrenamiento completo.

    Además de fortalecer y tonificar los músculos de las piernas y glúteos, entre los beneficios más importantes de esta práctica podemos encontrar que mejora el sistema cardiovascular, fortaleciendo y mejorando su resistencia, además de que contribuye a disminuir la tensión arterial.

    Durante la práctica del spinning, también se mejora la sociabilidad, se reduce el estrés, se fortalecen huesos y músculos, y se combaten algunos trastornos del sueño. Es por ello que esta disciplina se ha vuelto tan popular en los últimos años.

    Consejos para practicar spinning

    Regula la intensidad. No todos tienen que seguir el mismo programa, lo mejor es que adaptes la práctica a tus propias necesidades y posibilidades. Se recomienda iniciar en el spinning de manera progresiva para así reducir riesgos de lesiones.

    Frecuencia. Se recomienda hacer de dos a tres sesiones de spinning a la semana para conseguir los resultados deseados. Cada sesión puede durar desde 40 hasta 60 minutos.

    Mantente hidratado. Durante la práctica de esta disciplina, la hidratación juega un papel importante, por lo que siempre hay que tener agua o bebida deportiva a la mano.

    Una buena postura. La posición es muy importante durante la realización del spinning. Se aconseja mantener la zona lumbar a 45 grados en relación con el manubrio de la bicicleta, además de que los hombros y la espalda tienen que estar siempre relajados.

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas