‘Slow Life’ para vivir más y mejor

    Slow Life’ o ‘Slow Living’ es una práctica que intenta desacelerar el ritmo de vida para disfrutar de cada momento con diferentes beneficios a la salud mental

    La vida moderna trae consigo grandes momentos de estrés que nos impiden o nos dificultan equilibrar la vida personal, social y laboral. El Slow Life busca que quien lo practique aprenda a vivir más relajado sin dejar de ser enérgico en las actividades diarias.

    El Slow Life busca que se empleen diferentes estrategias que permitan desacelerar el ritmo de vida que llevan al estrés. Algunas de las actividades que propone implementar es la meditación.

    Meditar nos permite desconectar de las presiones que desencadenan la ansiedad, misma que se da por vivir preocupado por el futuro. Respirar mientras se medita ayuda a concentrarse en el aquí y ahora.

    Menos pantallas y restringir las redes sociales es otra propuesta del Slow Life, pues son algunas responsables de los niveles altos de estrés y ansiedad.

    Además, desconectarse de las pantallas permite conectarse con el interior. Limitar influencias externas trae grandes beneficios a la salud mental porque la mente se relaja.

    Comer con conciencia también nos ayudará a mantener un estilo de vida alineado al Slow Living, pues disfrutar de cada bocado ayuda a favorecer la alimentación consciente.

    Complementar rutinas con actividades físicas como el yoga o pilates también trae grandes beneficios porque dejaremos de exigirle al cuerpo sin dejar de tonificarlo o ejercitarlo. Además, nos ayudará a concentrarnos en el presente.

    Así es como incorporando algunas estrategias podemos desacelerar el ritmo de vida que llevamos con beneficios que favorecen a la salud física y mental.

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas