Mujer invencible

    Con paso firme en el mundo de la actuación, María Aura ha logrado consolidar una larga trayectoria en los teatros, el cine y la televisión. En este mes dedicado a la mujer, nos cuenta sobre la obra de teatro que protagoniza actualmente: Dios te hará invencible con esta espada, foro desde el cual envía un mensaje de sororidad e invita a todas las mujeres a estar unidas y ser fuertes

    María Aura lleva toda su vida dedicada a la actuación, la reconocemos por su participación en algunos de los filmes más icónicos del cine nacional y por dejar lo mejor de sí, en cada uno de sus trabajos.

    Hoy por hoy, María destaca no solo por su inigualable belleza, sino por la gran capacidad que tiene para transmitir emociones a través de cada uno de los personajes que interpreta. 

    Sensible a la situación que hoy todavía viven las mujeres en nuestro país, María también busca, desde su trinchera, hablar de estos temas y hacerlos visibles para lograr una sociedad más justa y equitativa. Además, se ha preocupado activamente por fomentar la lectura entre los mexicanos, otra de sus pasiones, compartiendo con todos algunos de los poemas más significativos para ella.

    Fotos: Edith Rodríguez para Suite Social

    Toda una vida dedicada a la actuación.

    En total, de que empecé, tengo 37 años, comencé a los tres. Mi primera película la hice a los 17, que fue “Y tu mamá también”, eso fue hace 23 años, así que toda la vida dedicada a ello.

    En tus inicios en el medio, ¿hubo la misma apertura para mujeres que para hombres o las mujeres tenían que trabajar más para lograr notoriedad?

    Siento que al principio, cuando empecé, éramos más estereotipados los personajes, siempre era “la guapa”, “la novia”, “la que se va a casar” y ahora, últimamente, observo personajes bien distintos, personajes de mujeres más fuertes, de mujeres más valientes, de jefas, de guerreras, personajes más fuertes.

    Desgraciadamente he observado también últimamente personajes que tienen que ver con historias de violencia contra la mujer. El personaje que hice en la película “Hombres íntegros”, esto en noviembre, si bien es una mujer que pertenece a un estrato social alto, sufre un cierto tipo de violencia machista y he observado muchas historias así, entonces, creo que también el arte tiene un poco la obligación de contar lo que está sucediendo en el mundo.

    La obra que estoy haciendo ahorita, que se llama «Dios te hará invencible con esta espada», habla de eso, es una Juana de Arco en México, que cuenta un poco lo que está sucediendo en el país con la violencia machista y es muy duro que esa sea nuestra situación actual, pero no puedes ser ciego a la situación real.

    «Sé que hemos luchado para llegar a donde estamos y me enorgullece mucho ser mujer y ser parte, además, de mujeres bien valientes».

    ¿Qué falta para lograr la equidad en el medio profesional?

    Sobre todo, creo que tenemos que trabajar como sociedad, para lograr una sociedad más justa y más equitativa. Creo que hay personajes mucho más interesantes ahora, o quizá por mi edad, no sé, si tuviera otra vez 23, seguiría habiendo personajes estereotipados, pero a lo mejor es que a mi edad ya me están tocando personajes más interesantes, con necesidades e historias más complejas y está siendo muy padre.

    ¿Cuál es la dificultad más grande a la que te has enfrentado en tu carrera?

    He tenido muchas dificultades. Ser actriz es muy difícil, es una carrera muy dura. Decía mi terapeuta que es traumática la cantidad de rechazo con el que te enfrentas y uno piensa que a los actores y actrices exitosos les ha sido fácil, y no es fácil para nadie, ni siquiera para los más conocidos.

    Te enfrentas a enviar 20 o 30 castings y que en todos te digan no, y en un momento dices: “No sirvo para esto, no soy buena actriz, no sé qué pasa que no está gustando”. Es muy duro porque tú eres tu herramienta de trabajo y tú eres quien está a merced del juicio de los demás y eso ha sido lo más duro, porque actuar es fácil, es lo que yo sé hacer, lo difícil es cuando no puedo actuar porque no tengo trabajo y creo que a todos nos pasa, a todos. Y está bien platicarlo, porque te das cuenta de que todos hemos pasado por lo mismo. Ese tiempo en el que no hay trabajo hay que ocuparlo activamente, para no deprimirse; al final, todo es aprendizaje.

    ¿Cuál es el trabajo que más te ha gustado?

    Es difícil, porque cada proyecto que hago, digo: “Esto es lo mejor que he hecho en mi vida”. Disfruto tanto de mi trabajo que cada proyecto me parece el más importante, pero he hecho dos trabajos que para mí han sido fundamentales, uno fue “El año de Ricardo”, que fue un monólogo que hice con Alonso Barrera, es una obra de Angélica Lidell, que es una autora española muy polémica, pero muy genial, y ese monólogo lo terminamos hace cinco o seis años. Y ahora estamos haciendo otro monólogo que se llama Dios te hará invencible con esta espada. Es una obra tan fuerte y tan importante que me ha conectado de alguna manera con las mujeres. Ahora que es el mes de la mujer, me parece que hablar de estos temas es importante y veo a las chicas y jóvenes que también se quieren dedicar a la actuación, que también se enfrentarán con cosas bien duras, y hacer esta obra me conecta con todo eso y con la importancia de hablar sobre el valor de las mujeres y de levantar la voz contra la violencia, contra el abuso y todas las cosas espantosas que hoy suceden en nuestro país.

    ¿Qué nos puedes decir acerca de Dios te hará invencible con esta espada, obra en que te podemos ver actualmente en el Foro de La Fábrica?

    Es una obra compleja, es nuestra versión de Juana de Arco; ella se da cuenta de que su lucha tiene que ser por las mujeres y por rescatar a sus hermanas. Eso me conecta bien fuerte con las mujeres de nuestro país, sí siento que tenemos que estar unidas, tenemos que ser fuertes, tenemos que ayudarnos unas a otras y dejar de competir tanto. No sé si es una cosa de la edad, pero creo que cuando era más joven sentía mucha competencia con las otras mujeres y ahora, al contrario, siento orgullo, sororidad y empatía, y sé que hemos luchado para llegar a donde estamos y me enorgullece mucho ser mujer y ser parte, además, de mujeres bien valientes.

    «Es una obra compleja, es nuestra versión de Juana de Arco; ella se da cuenta de que su lucha tiene que ser por las mujeres y por rescatar a sus hermanas. Eso me conecta bien fuerte con las mujeres de nuestro país, sí siento que tenemos que estar unidas, tenemos que ser fuertes, tenemos que ayudarnos unas a otras y dejar de competir tanto».

    Si tuvieras enfrente a María Aura de niña, ¿qué le dirías?

    Le diría que todo va a estar bien y que está bien no ser perfecta, que todos me quieren y que no tengo que hacer nada para que me quieran; eso es lo que le diría.

    ¿Qué nos platicas de tu iniciativa de fomento a la lectura?

    Siempre me ha gustado muchísimo la literatura, desde niña mi casa estaba llena de libros, en mi cuarto había un librero enorme y la casa estaba llena de libreros, entonces, siempre tuve libros a la mano, era parte de nuestra vida. Eso he intentado también para mis hijos, que en mi casa siempre haya libros, que siempre tengan el refugio de encontrarse en un libro, en una novela, en un poema.

    Cuando vino la pandemia, fue muy fuerte para mí porque no podía actuar, tenía que estar encerrada en mi casa; encontré ese refugio en la poesía y la poesía siempre me ha parecido fascinante. Los poetas tienen este don de concretar con muy pocas palabras lo que todos los demás sentimos y entonces, en la pandemia, descubrí que la poesía era un refugio para todas la emociones que yo estaba sintiendo y de pronto comencé a hacer los Lunes de Poesía, y conecté con mucha gente que también se identificaba o que le decía cosas la poesía y me parece importante promover la literatura, creo que seríamos un mejor mundo si más personas leyéramos. La literatura es maravillosa: genera imaginación, empatía, conciencia, cultura; muchas cosas.

    «Confiemos las unas en las otras […] no somos competencia, somos un equipo».

    ¿Dónde te podremos ver próximamente?

    Filmé una película en Querétaro que ya está a punto de estar lista, se llama “Episódica”, es un thriller de ciencia ficción, filmada toda con gente de Querétaro y de jóvenes; fue muy padre trabajar con ellos porque fue un equipo de cineastas muy jóvenes y que tenían esa ilusión y esa fuerza que todos deberíamos tener cuando estamos en el set. El guion está increíble y creo que va a ser una gran película.

    El año antepasado también filmé una película en Ciudad Juárez, que también se estrena próximamente. Es una comedia y también fue una experiencia increíble porque trabajé con amigos en unas locaciones increíbles en el desierto de Samalayuca. Esta película también ya está muy próxima a estrenarse.

    El año pasado hice otra película, que fue de los personajes más duros y más increíbles que he podido hacer en toda mi carrera. Se llama “Hombres íntegros”, dirigida por Alejandro Andrade Pease, y trata de la violencia machista, pero en clases sociales altas. También me pareció importante hablar de eso, siempre imaginamos que la violencia contra las mujeres es solo cierto estrato social y no es así. Esta película creo que se va a estrenar hasta el año que entra.

    Tengo varios proyectos para este año, estoy filmando una serie y tengo un proyecto de película también para filmar este año, sobre todo continuar con «Dios te hará invencible con esta espada», es un proyecto que nos ha tomado mucho tiempo hacer, llevamos como cinco años con este proyecto, sé que es una obra que nos dará todavía trabajo por muchos meses y ojalá que también muchos años. En marzo estaremos los domingos, espero que en abril todavía podamos continuar. Espero también que hacia la segunda mitad de este año podamos llevar la obra a la Ciudad de México.

    ¿Qué les dices a quienes se quieren dedicar a la actuación?

    Que no se desesperen, es una profesión de largo aliento. A mí me lo decían cuando era joven y yo decía: “¡Qué flojera!, a mí me va a ir increíble”. De pronto cuando he ido creciendo me doy cuenta de que hay que ir aguantando, somos pocos lo que aguantamos, incluso de mi generación de actores, de donde yo estudié en una escuela en Nueva York, éramos 20, de ahí terminamos 11, de los 11 creo que dos o tres se dedican todavía a la actuación. Se va decantando y vamos quedando menos. Es duro para las mujeres y eso también se lo diría a todas las jóvenes: como mujeres es bien duro, como hombres también, pero como mujeres es peor, porque siempre está el elemento de que tenemos que ser bonitas, delgadas, coquetas, educadas; eso es bien duro para las mujeres y conforme vas creciendo te das cuenta de que eres mucho más que eso, mucho más que una cara o un cuerpo bonito. Puedes transmitir emociones y eso es muchísimo más valioso que ser nada más bonita.

    ¿Qué les dices a las queretanas en este mes dedicado a las mujeres?

    Yo les diría, como dice un parlamento de Dios te hará invencible con esta espada: “Aún en el infierno nunca estaremos solas”. Mi mensaje sería que estamos juntas en esto, que confiemos las unas en las otras y que nos apoyemos, que no somos competencia, somos un equipo.

    «(Ser actriz) es muy duro porque tú eres tu herramienta de trabajo y tú eres quien está a merced del juicio de los demás y eso ha sido lo más duro, porque actuar es fácil, es lo que yo sé hacer, lo difícil es cuando no puedo actuar porque no tengo trabajo, y creo que a todos nos pasa, a todos».

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas