La solución a las alergias de primavera

    Las alergias son una hiperrespuesta del sistema inmunitario cuando nos exponemos a ciertas sustancias, como pueden ser el polen

    Para muchos la primavera es sinónimo de alergias. Conjuntivitis, rinitis, estornudos y picor de garganta, dificultad respiratoria y algunas otras, aparecen con la llegada de la estación más bonita del año.

    Pero hablemos particularmente de la rinitis alérgica, una molesta condición inflamatoria de la mucosa nasal que ocasiona, justo, síntomas como congestión, estornudos, picazón en la nariz y escurrimiento.

    La rinitis alérgica ocurre por la temporada de polinización -que con el cambio climático incluso se ha anticipado y prolongado- ya que el polen es considerado un alérgeno, es decir, una sustancia que ocasiona reacciones anormales en personas que son susceptibles,  lo que se conoce como alergia.

    ¿Podemos evitar que los síntomas sean tan intensos y molestos?

    ¡La respuesta es sí! Con estas recomendaciones:

    • Reducir la exposición al polen con las ventanas cerradas en casa y en el coche.
    • Utilizar en casa un purificador para eliminar los alérgenos del aire.
    • Limpiar frecuentemente todas las habitaciones para impedir que el polvo se acumule.
    • Usar cubrebocas para evitar inhalar el polen que vuela con el viento al salir de casa.
    • Usar lentes de sol para proteger los ojos del polen y polvo.
    • Evitar las actividades al aire libre en días con mucho viento.

    Además de estas medidas básicas, la higiene nasal diaria con una solución de agua de mar, como Stérimar, es imperativa. Se aplica en cada fosa nasal para fortalecer y humedecer los conductos nasales. Esto ayuda a que los síntomas de la rinitis alérgica desaparezcan y puedas respirar con normalidad.

    Haz que tu piel se vea más joven mientras duermes

    Articulos relacionados

    Siguenos

    Últimas entradas